Cirugía para la balanitis

Circuncisión y Balanitis

La balanitis es una enfermedad que ataca la cabeza del pene y el prepucio generalmente, aunque también puede aparecer en mujeres, y se hace conocer mediante diversas complicaciones en el mismo que presentan enrojecimientos o dolores y olores que molestan y podrían llegar a ser dañinos a medio y largo plazo.

Esta enfermedad puede presentar ciertos síntomas puntuales, aunque también es capaz de mostrar una patología completa que puede llegar a ser peligrosa, por lo que se deben tomar cartas en el asunto.

Causas de la Balanitis

Candida albicans: Uno de los posibles causantes de la balanitis.

La infección por hongos y bacterias suele ser la causa principal de la aparición de esta molesta enfermedad, es por esto que hay muchos hombres que no se curan en su totalidad, porque, debido a que no están circuncidados, terminan acumulando suciedad por debajo de la piel del prepucio.

Es por esto que cuando los especialistas en la materia ven que ninguno de los tratamientos implementados con tópicos o cremas han resultado efecto, entonces es cuando recurren a la circuncisión como método más eficaz para evitar la propagación y permanencia del mismo en el cuerpo. Esta operación consiste principalmente en remover el prepucio del pene, eliminando por completo a qué continúe propagándose la infección.

¿Como se realiza una circuncisión?

La circuncisión es una intervención menor que no supone, generalmente, complicaciones algunas al tratarse con un médico experimentado. Esta operación de corto espacio de tiempo tan solo tarda 30 minutos bajo anestesia local. Incluso, como se trata de una operación ambulatoria, podrás irte a tu casa sin ningún problema al terminar la misma. Este procedimiento se realizará de la siguiente manera, para que esté preparado:

  • Primeramente, te llevaran a una sala de operaciones en la que serás acostado en una camilla con posición hacia arriba, levantando las piernas y cubriendo tu cuerpo con una sábana que te recubrirá todo, a excepción del pene, que es donde se realizará la operación.
  • Antes de comenzar con el proceso, el doctor o anestesista te lavará y te desinfectarán para así proceder a aplicar la anestesia sobre tu pene. Al terminar con este proceso, es que comenzarán con la circuncisión.
  • Al iniciar, el doctor procederá a eliminar y cortar la parte de piel sobrante del prepucio, dejando al aire el glande, lo cual no tardará mucho tiempo.
  • En su conclusión, después de haber removido todo, el cirujano continuará colocando los puntos necesarios para que la herida cicatrice.
  • Después de ello, te vendarán y el doctor comenzará a explicarte todo lo que debes hacer para cuidarte mientras se cura tu pene y los cuidados que debes aplicarle para la recuperación completa.

Esta operación de ambulatorio te permitirá volver a casa sin ningún problema luego de haber terminado, ya que no supone una recuperación mayor. Además, si está pensando en hacerse la circuncisión por este motivo o para prevenirlo, no dude en ponerse en contacto con su médico para que le diga si es la mejor opción en su caso.

Es así como podrás evitar la balanitis de la mejor manera, es por ello que te recomendamos pensarlo para así evitar esta molesta patología. Aprovéchate de esta información y visita a tu médico.

No se han encontrado entradas.

Otras dudas sobre la balanitis

Ir arriba